Adelgaza sin prisas con buenos hábitos

Conoce los secretos para adelgazar sin prisas con buenos hábitos. Con el nuevo año llegan los nuevos propósitos de 2015 y entre muchos de ellos siempre está el quitarse unos kilos de encima para estar perfectos.

Adelgaza sin prisas con buenos hábitos


La temporada veraniega se encuentra a la vuelta de la esquina y ninguno queremos marcar michelin por encima del bañador, si quieres perder peso lo mejor es ponerte cuanto antes para hacerlo sin prisas y con buenos hábitos.

El entrenamiento es algo básico para adelgazar

Las dietas milagro pueden ser tentadoras si queréis perder kilos rápidamente pero nadie (en su sano juicio) las recomendaría porque el efecto yo-yo o efecto rebote es más acentuado. Por lo general esté tipo de estrategias se basan en el abuso de un producto determinado descuidando el resto de nutrientes necesarios para tu organismo, lo cual nunca es algo sano ni respetable.

Si quieres quitarte esos kilos de más lo mejor es hacerlo con hábitos saludables, controlados y de la manera más pausada posible. Empieza por hacer ejercicio, es una de las claves básicas para la pérdida de peso. No hace falta que pases de estar en el sofá a permanecer 3 horas en el gimnasio, empieza de manera suave para ir incrementando la intensidad a medida que lo pide tu cuerpo.

Si tienes una pérdida de peso grande, eso implica irremediablemente una pérdida de masa muscular por lo que podemos sufrir el riesgo de ver un cuerpo menos firme y flácido. Para remediarlo el gimnasio es una de las mejores opciones, de esta manera perderemos peso intentando mantener la masa muscular. Es algo bastante complicado pero se puede lograr si pones empeño.

Dieta y mejora de la piel para el hombre

A veces nos marcamos objetivos difíciles y rápidos que son imposibles de cumplir. Es importante perder peso sin prisa y con hábitos saludables, de esta manera sostendremos el plan durante más tiempo, adecuándonos a sus características y transformando esos cambios en buenos hábitos que llevar a largo plazo y mantener en el tiempo. La alimentación por ejemplo es fundamental en este proceso. No dejes de comer de repente, simplemente modifica la ingesta de alimentos e intenta comer más sano.

Además adelgazar de manera lenta y pausada también cuida nuestro metabolismo y nuestra estética, aunque parezca mentira. Si se da una pérdida de peso muy rápida puede afectar a nuestra piel que se volverá flácida e incluso tendremos la aparición de estrías. Sin embargo si la pérdida es continuada en el tiempo eliminaremos este paso porque el cuerpo se va acostumbrado a su nuevo estado de manera controlada.

Como ves es mejor no obsesionarse con una pérdida de peso rápida porque los procesos a largo plazo son los que dan mejores resultados. Si quieres quitarte unos kilos de aquí a verano nuestro consejos es que comience cuanto antes, marcando unas metas semanales o mensuales pero sin obsesionarte demasiado. Irás viendo tu progresión en los meses que quedan hasta lucir el bañador.

Para seguir descubriendo cómo ponerte en tu peso ideal, puedes seguir lso consejos que te dábamos en este otro post: 10 claves para bajar de peso

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *